Sep 21 • 37M

RADIO BF #14: Maria Reiche, su escalera y las líneas de Nazca

2
 
1.0×
0:00
-37:18
Open in playerListen on);
Un podcast en el que te acercamos noticias, personajes, libros e historias inspiradoras y su contribución al diseño y la construcción saludable.
Episode details
Comments

Puedes también escuchar el episodio, en tu plataforma de audio favorita:

“Tengo definida mi vida hasta el último minuto de mi existencia: será para Nazca. El tiempo será poco para estudiar la maravilla que encierran las pampas, allí moriré”…

María Reiche nació el 15 de mayo de 1903 en Dresden, Alemania. Fue la mayor de tres hermanos y, tras superar las primeras etapas de su educación, estudió matemáticas, geografía y física en la Universidad Técnica de Dresden y en Hamburgo, de la cual se graduó en 1928.

En 1932, viajó a Cuzco, Perú, para trabajar como tutora privada de los hijos del cónsul alemán en esa ciudad.

En ese periodo Maria se trasladó a Lima, donde dio clases de inglés y alemán, además de traducir textos, entre los que se encontraban algunos redactados por investigadores como Julio C. Tello y Paul Kosok quien, luego, la contrató como asistente y la llevó a Nazca por primera vez en 1941.

Las líneas de Nazca habían sido descubiertas en la década de 1920 y Kosok llevaba algún tiempo estudiándolas antes de contratar a Maria como su asistente.

Los dos investigadores iniciaron la tarea de explorar, estudiar y medir los dibujos realizados por los nazcas.

El propósito de los creadores de esas líneas era un gran misterio y habían sido propuestas varias hipótesis. Maria y Kosok desarrollaron su propia teoría: las líneas se trazaron siguiendo las constelaciones y eran como una especie de mapa estelar.

Cuando Kosok abandonó Perú en la década de los 40, Reiche se quedó en el desierto. Al desierto le dedicó su existencia en solitario: investigar, elucubrar, descubrir, limpiar, cuidar y conservar algo considerado, hasta el día de hoy, como un misterio indescifrable.

Sobre una escalera de mano y con cinta métrica, una brújula, una escoba, una libreta de mano y su mente matemática, María Reiche midió casi 50 figuras y mil de estas líneas e investigó su orientación astronómica.  Fue esa escalera la que le dió un punto de vista que quienes estábamos en el suelo no teníamos.

En una carta a su madre Maria escribió:

“Es posible que viva algunos años más en el completo anonimato, hasta que el destino me considere digna de asignarme la tarea que ha determinado para mí, aquella tarea para la cual he nacido (…) yo creo que se trata de un trabajo específico para el cual me estoy preparando inconscientemente, formándome y aprendiendo”.

Notas del episodio

Libros y artículos relacionados:

Maria Reiche trabajando en las pampas de Nazca.
Maria Reiche trabajando con su asistente en los dibujos de las líneas de Nazca.
María Reiche: ¿Por qué es la imagen de la Bienal de Venecia? | LUCES ...
Imagen de Maria Reiche en su escalera. Su trabajo y esta imagen inspiran la Bienal de Venecia “Reporting from the front”. 2016.

Audiovisual:

Maria del desierto. Voz de Maria Reiche.

Documental: María Reiche y las líneas de Nazca.

La cultura Nazca.