Apr 27 • 41M

RADIO BF #4 La historia del retrete, el moralismo cristiano y nuestros desechos como recursos

Igma Pacheco Rivas
Comment
Share
 
1.0×
0:00
-40:40
Open in playerListen on);
Un podcast en el que te acercamos noticias, personajes, libros e historias inspiradoras y su contribución al diseño y la construcción saludable.
Episode details
Comments

Puedes también escuchar el episodio, en tu plataforma de audio favorita:

Para muchas civilizaciones antiguas como los griegos, los persas, los egipcios, los bizantinos, árabes y turcos el retrete y un sistema para gestionar las excretas humanas fue parte crucial del desarrollo de sus ciudades.

Aquellas civilizaciones se conocieron, mas tarde, bajo el término de civilizaciones hidráulicas, las cuales desarrollaron complejos sistemas de abastecimiento de agua, sistema de riego y de alcantarillado.

Para los Romanos, tanto los baños como las letrinas eran lugares públicos y de socialización: se sentaban uno al lado de otro en letrinas comunales y las personas hacían sus necesidades mientras interactuaban o debatían sobre diversos temas.

A partir de la caída del Imperio Romano y el surgimiento del moralismo cristiano esta concepción pública del retrete cambió y las condiciones sanitarias retrocedieron.

La iglesia católica sentenció que “todo lo que tuviera que ver con despejar el vientre era inmoral”, lo que afectó la relación de las personas con la higiene, que pasó de ser una necesidad básica y colectiva a una práctica individual casi pecaminosa.

Desde ese momento y hasta la edad media entramos en un periodo donde no se construyeron redes de alcantarillado y la gestión de las excretas quedó en manos de cada familia.

Al no haber sistemas de alcantarillado las excretas se arrojaban a los ríos cercanos, en terrenos baldíos o en la misma calle, lo que propiciaba la propagación de muchas enfermedades.

Poco a poco, y de la mano de nuevos sistemas de alcantarillado, se fue innovando, desarrollando y masificando el uso del “retrete de flujo y descarga” que todos conocemos hoy en día.

Pero debemos reparar que todo el desarrollo histórico y actual de los sistemas de saneamiento presentan en si mismo un error conceptual y tecnológico, al desestimar que nuestras excretas son materia orgánica, que contienen nutrientes que en vez de considerarlos un desecho, lo lógico es verlas como un valioso recurso.

Notas del episodio

Libros y artículos relacionados:

Formaciones citadas y relacionadas:

Enlaces recomendados:

  • Investigadores de la Universidad de Cranfield y desarrollo del “Inodoro Nano Membrane” sin agua. proyecto apoyado por la Fundación Bill & Melinda Gates.

Página de libro publicado en 1524, perteneciente a la biblioteca Newberry de Chicago, muestra un mapa de Tenochtitlán (Una civilización hidráulica.) y un esquema del Golfo de México. 
Plano de la Cloaca Máxima romana, uno de los primeros sistemas de alcantarillado del mundo. Fuente: Wikipedia.
Detalle de 'Nederlandse Spreekwoorden' ('Los proverbios flamencos' en español), por el pintor flamenco Peter Brueghel en 1559.
En los castillos, generalmente se construyeron baños sobresaliendo de la edificación, en ménsulas. Una especie de desagüe directo al foso del castillo,
John Harrington, inventor del inodoro.
Inodoro de la Reyna Isabel I
En 1860 el reverendo Henry Moule inventa este modelo de baño seco. Asiento de madera y una cubeta debajo. Cuando se accionaba la palanca, salía un “material secante” compuesto de arena, tierra o cenizas que cubría y deshidrataba los excrementos.
Pagina del libro para niñas/os ”El topo que quería saber quién se había hecho aquello en su cabeza”. Escrito por Werner Holzwarth e ilustrado por Wolf Erlbruch.