#29 Sistema Woodframe con bastidores de madera

Wood Frame es un término que se ha impuesto en América Latina para mencionar a un sistema de construcción en seco a base de entramados ligeros de madera.

Curiosamente y aún siendo el sistema más antiguo, el término Wood Frame surge en oposición a Steel Frame o sistema de entramado ligero metálico. La traducción literal es “marco de madera”.

El artículo de esta seman está escrito por Carlos Placitelli, quien será el facilitador del “Curso sobre de Sistema Woodframe” que empezamos el 8 de septiembre.

Veamos un poco de historia…

Los entramados ligeros de madera se han venido usando en el Hemisferio Norte (Inglaterra, Estados Unidos y Canadá) por siglos y constituyen una forma rápida, eficiente y barata de construir espacios habitables de calidad.

En el Siglo XIX ya los ingleses usaban sistemas similares y pre fabricaban, transportaban y armaban casas en todo el Imperio.

El sistema woodframe tiene muchas ventajas y muy pocas desventajas, lo cual hace que, con todas sus variantes posibles, se esté adaptando en diversos países como un sistema muy racional, ecológico y energéticamente eficiente.

En Europa del Norte han sido adoptados de manera creciente, en sustitución de los antiguos sistemas que empleaban la madera, constituidos por sistemas de poste y viga, de grandes dimensiones, muy pesados y demandantes de mano de obra calificada.

A instancias de las normas europeas sobre eficiencia energética y emisión de gases de efecto invernadero, su aplicación ha llegado también al Mediterráneo, donde paulatinamente vienen suplantando a la construcción tradicional en España e Italia.

En América Latina, por su parte, la realidad es muy diversa.

Mientras que Chile y México avanzan en su adopción (Chile a la cabeza) al impulso de la influencia estadounidense, Brasil mantiene sus sistemas de construcción con madera tradicionales.

Países como Argentina y Uruguay, vienen dando pasos interesantes hacia su popularización.

En el primero, el sistema se considera tradicional a partir de 2018, mientras que Uruguay, un recién llegado al club de los países madereros, viene creando su cuerpo normativo con ese fin.

En muchos países del Caribe, la construcción con madera es tradicional, pero obedece a otras reglas y exigencias. El propio clima tropical, no plantea requisitos térmicos tan rigurosos como los que se ven en Estados Unidos, Canadá o Alemania.

Pero lo cierto es que, poco a poco, los países van descubriendo las evidentes ventajas del sistema woodframe con bastidores de madera y lo van adoptando, a su ritmo y según se pueda avanzar, pues proporciona una respuesta interesante al gran problema habitacional mundial.

Puedes conocer al docente Carlos Placitelli y el contenido del curso en el vídeo que ha querido compartir con nosotros.

Formación recomendada.

Curso “Sistema Woodframe con bastidores de madera”.

Inicio miércoles 8 de septiembre. 

4 sesiones en directo, acceso a los videos y audios, grupo privado de whatsapp y material de apoyo complementario.

Docente: Carlos Placitelli, diseñador naval, Argentina.

  • Sesión 1: Conceptos básicos y conociendo la madera. Distintos sistemas de entramado ligero. Ventajas y desventajas del sistema. Método y la secuencia de armado. Dimensiones, tolerancias y la clasificación visual y su importancia.

  • Sesión 2:Materiales industriales, fundaciones y bastidores. La importancia del secado de la madera. Tratamiento y protección. Materiales industriales comúnmente usados. Fundaciones de uso común.  Bastidores: su diseño y construcción.

  • Sesión 3: Pisos, techos, aislamientos, protección y terminaciones exteriores. Diseño y construcción. Aislamientos térmicos, acústicos e hidrófugos. Acabados y protección para mejorar la durabilidad. Distintos revestimientos exteriores.

  • Sesión 4:Revestimientos interiores, instalaciones, proyecto, obra, logística, obras.Revestimientos interiores. Qué tener en cuenta con las instalaciones eléctricas, sanitarias y de gas. El proyecto: qué información debe incluir, la utilidad de un presupuesto, consideraciones sobre la obra y la logística. 

Ver programa y registro al curso

✍🏼 ¿Te gustaría patrocinar Casas Saludables y Eficientes escribiendo y mostrando tus servicios y/o productos? Toda la información aquí >

Ventajas del Sistema Woodframe

1. Rapidez.

Sin duda, es uno de los elementos centrales y más atractivos.

Siendo un sistema prefabricable, gran parte del trabajo se hace bajo techo, en condiciones amables para el trabajador, lo cual redunda en una alta productividad y calidad de los componentes.

Súmese a eso el carácter de “obra seca” que reduce a un mínimo los tiempos de espera y el uso de herramientas que abaten drásticamente los tiempos de ejecución necesarios. 

El uso de las computadoras en el diseño, que ha revolucionado la arquitectura, es especialmente productivo en el sistema Wood Frame, permitiendo reducir aún más los tiempos de fabricación y armado.

Lo interesante es que el Wood Frame puede aplicarse tanto de forma artesanal en un pequeño taller como industrial en una gran instalación. Es sólo un tema de escala.

2. Ecológico. 

El desarrollo de la forestación a nivel mundial, basada en especies de rápido crecimiento (coníferas, principalmente) crea una oferta interesante de madera renovable.

Durante el crecimiento del árbol, toneladas de CO2 son captadas, sacándolas de la atmósfera y retenidas en la madera.

Las normas de certificación internacionales, se cercioran de que el recurso no sea depredado y que se plante en condiciones de respeto al entorno natural, social, legal y económico. 

La madera, además, especialmente la liviana, es de por sí un excelente aislante térmico, reduciendo a un mínimo la posibilidad de puentes térmicos por donde se pierda energía por lo que las casas de este material en general y las construidas con este sistema en particular, pueden llegar a niveles muy altos de eficiencia energética (Passivhaus por ejemplo). 

3. Variedad de diseño.

Por otra parte, nuevos productos industriales basados en la madera se han desarrollado en las últimas décadas, permitiendo crear estructuras muy variadas y llevando el material a morfologías jamás vistas.

Las posibilidades de diseño, son infinitas.

Tableros, placas, vigas laminadas, productos para la terminación exterior e interior, crean un universo de alternativas para que el diseñador haga lo que desee.

4. Economía.

En este punto, cabe decir que las situaciones son diversas en los distintos países.

En algunos, la disponibilidad de materiales, accesorios y herramientas es buena y se consiguen con facilidad. En otros, no tanto, por lo que resultan más caros.

Sin embargo, la excelente productividad que puede lograrse construyendo con el Sistema Woodframe convence a los más escépticos. En algunos casos, los tiempos de ejecución de una vivienda pueden ser de apenas un tercio del que requieren sistemas de mampostería.

5. Sencillez.

No se requiere una mano de obra especialmente entrenada para construir con el Sistema Woodframe.

El sistema, precisamente, se ha ocupado de reducir a su mínima expresión los encastres, uniones, amures y demás detalles que puedan demandar un trabajo más artesanal.

Las estructuras son fáciles de armar con conocimientos de carpintería muy básicos.

Algunas desventajas del Sistema Woodframe

Sin duda son muchas más la sventajas que la desventajas de este sistema.

No obstante, las barreras que presenta hoy en día este sistema constructivo, posiblemente, en cuestión de algunos anõs, serán cosa del pasado.

1. Falta de normativas locales.

Un país que desea desarrollar la construcción con madera, debe disponer de un cuerpo normativo que permita establecer con claridad las buenas prácticas, la calidad y condiciones de uso del material aplicado a la producción de viviendas.

La situación es variada, como dijimos. Sin embargo, la existencia de las normas es condición necesaria pero no suficiente.

Su aplicación es fundamental para crear confianza en el cliente, en las autoridades y en el público en general, para que su imagen sea positiva y prestigiada.

2. Falta de insumos.

En algunos países, los herrajes, en particular, son difíciles de conseguir y por lo tanto deben ser importados o fabricados expresamente, aumentando los costos significativamente. 

También, a raíz del punto anterior, en ciertas naciones es difícil conseguir madera de la calidad adecuada para la construcción de viviendas de buena calidad.

El uso de las normas de clasificación visual, de secado y preservación es clave.

Los desafíos del Sistema Woodframe

A lo mencionado anteriormente, cabe agregar las barreras mentales y el desconocimiento, quizás sean el mayor obstáculo que enfrenta el Sistema Wood frame para su desarrollo en América Latina.

Sin duda la resistencia al fuego, es una de las mayores dudas/desconocimiento que plantea el uso de la madera. Sin embargo, la experiencia muestra que es un material muy seguro y que proporciona el tiempo necesario para una evacuación exitosa en caso de incendio.

La vivienda de madera, por otra parte, no tiene por qué ser precaria ni de mala calidad.

Por el contrario, permite lograr una excelente relación calidad/precio, si su diseño, ejecución y materiales cumplen con los requisitos correspondientes.

Sin embargo, la tradición constructiva mediterránea que trajeron nuestros fundadores no es fácil de desplazar y para muchos aún, una casa que no sea de ladrillo, no es una verdadera casa.

Afortunadamente, esto está cambiando.

Las generaciones más jóvenes, acostumbradas a vivir en un mundo global, muy bien comunicado y en el que las buenas ideas fluyen con facilidad, han entendido que este sistema constructivo es una manera práctica, eficiente y sostenible de construir.

El Mundo, va en esa dirección.