#26 Como hacer una prueba de sedimentación

Una prueba de sedimentación es una de las técnicas de análisis que te darán información acerca del contenido de tu suelo.

Hoy te traemos un  artículo práctico y útil , de la mano de la ingeniero arquitecto Grecia Cárdenas, quien trabaja para integrar la construcción tradicional de tierra con lo mejor de la ingeniería en construcción desde su proyecto Aicerg Arquitectura.


Existen diversos métodos para conocer el contenido de un suelo.

Hoy, vamos a conocer el denominado “prueba de sedimentación”, una de las técnicas que te darán una información bastante cercana del contenido de tu suelo

Estos datos te sirven para estimar la proporción de cada componente para la mezcla: arcilla, arena y limo.

La prueba se basa en la distribución por peso y dimensión de las partículas del suelo en una solución de agua, de tal manera que la arena se irá al fondo, luego se sedimenta el limo y arriba encontraremos a la arcilla.

En el agua que queda en la parte superior, encontrarás algunos componentes de tu tierra como la materia orgánica que verás flotando.

¿Qué es el suelo y cómo se divide?

Los suelos se componen de una serie de capas casi paralelas a la superficie, que pueden diferenciarse por su color, textura, consistencia, estructura, pH, entre otros.

Cada capa individual es un horizonte y al conjunto de capas de una exposición vertical, se le llama perfil del suelo.

Perfil de suelo
Perfil del suelo en donde se muestran las capas del suelo correspondientes a los horizontes H, O, A, E, B, C y R. También se identifica la mejor zona para la obtención de la tierra para construcción. Modificado de Tarbuck (2005:191).

Estudio de sedimentación paso a paso

1. Ubicación del sitio.

Determinar el lugar dentro del terreno en donde se va a realizar la construcción, ya que de esta manera aprovecharemos la tierra de la excavación para realizar la prueba y eventualmente construir.

2. Excavación.

Con la ayuda de la pala y el pico o de maquinaria, excavar dentro del perímetro de la construcción hasta llegar por debajo de la capa que contiene materia orgánico.

A RECORDAR: Como principio, la tierra que es buena para cultivar (materia orgánica) no es buena para construir y la tierra que sirve para construir no es buena para cultivar.

3. Recolección de la muestra.

Después de realizar la excavación e identificar en el perfil de suelo que no haya raíces, se toma una muestra de tierra con la menor cantidad de piedras posibles.

4. Cernir la muestra.

Pulverizar la tierra y cernir con ayuda de un colador para poder meterla en el recipiente de vidrio.

La tierra sobrante guardarla y etiquetarla para referencias posteriores.

Cernir la muestra

5. Llenado del frasco.

Con la tierra cernida se llena el frasco de vidrio aproximadamente a 2/3 del recipiente.

Con la cinta adhesiva se etiqueta e identifica la muestra, para evitar confusiones con la otra(s) muestra(s).

6. Mezclar en agua.

Llenar con agua el frasco de la muestra dejando 5 cm libres de líquido antes del borde.

7. Agregar sal al frasco.

La sal ayudará a acelerar el proceso de separación de los elementos, agregar dos cucharaditas de sal de mesa al recipiente.

8. Agitar y agregar más agua.

Agitar vigorosamente el frasco, procurando que no queden grumos secos.

Dado que los componentes de la tierra absorberán parte del agua agregada, en ocasiones será necesario agregar más agua.

9. Tiempo de reposo.

Colocar el recipiente en un lugar completamente horizontal donde nadie lo mueva.

Al pasar 12 horas o hasta que el agua se vea clara, volver a agitar el frasco y nuevamente dejar en reposo mínimo 24 horas e idealmente más de 48 horas.

Tiempo de reposo

10. Resultados de la prueba.

Con cinta adhesiva o un plumón indeleble y resistente al agua, identificar las capas visibles de tierra que se sedimentan en el frasco.

11. Análisis de resultados.

Medir con la cinta métrica la altura total de la muestra y posteriormente medir el espesor de cada capa visible, colocar esta medición en la cinta adhesiva.

Con una regla de tres podremos saber el porcentaje aproximado de cada capa.

Supongamos que obtienes:

  • 12 cm de tierra total (100%)

  • 3 cm de capa superior (arcilla)

  • 2 cm de capa intermedia (limo)

  • 7 cm de capa inferior (arena con o sin grava)

Si 12 cm es el 100%, debemos responder a las preguntas:

  • ¿A qué porcentaje equivalen los 3 cm en la parte superior (arcilla)? (3 cm x 100%) / 12 cm = 25 % de arcilla.

  • ¿A qué porcentaje equivalen los 2 cm en la parte intermedia (limo)? (2 cm x 100%) / 12 cm = 16.67 % de limo.

  • ¿A qué porcentaje equivalen los 7 cm en la parte inferior (arena) (7 cm x 100%) / 12 cm = 58.33 % de arena.

12. Interpretación de los datos obtenidos.

Los porcentajes obtenidos son un estimado del contenido de cada tipo de componente del suelo en la muestra de tu terreno, su potencial uso dependerá de su composición.

La interpretación de los datos es clave.

Si quieres apoyo en la interpretación de tus datos y próximos pasos a seguir puedes ponerte en contacto con nosotros desde aquí.

Podremos agendar una asesoría en sitio o una vídeo llamada. 

Conclusiones de la prueba de sedimentación

1. Estas proporciones de composición de la tierra nos van a indicar si es necesario estabilizar la mezcla. Podemos modificarla de dos maneras:

  • De manera homogénea al modificar su dosificación natural, agregando arena o arcilla.

  • De forma heterogénea adicionando componentes ajenos a los que tiene el suelo naturalmente como paja, cal, excremento de animales, etc.

2. En la siguiente tabla se ven los porcentajes de referencia para algunos de los sistemas constructivos de tierra.

Es importante saber que estos porcentajes NO SON UNA RECETA, pero nos sirven para conocer la materia prima de la que disponemos en nuestro terreno y tengamos una idea de que técnica constructiva podríamos ocupar para construir.

3. La prueba también se puede hacer con tierras de lugares cercanos a nuestro terreno, ya sea de un banco de tierra o comprada a algún proveedor.

Así podemos conocer con qué tipos de tierra contamos para la construcción.

4. Ya que hayamos estabilizado la muestra se pueden hacer otras pruebas de campo para conocer más a detalle cómo se comporta la mezcla seleccionada.

5. Es importante mencionar que la prueba de sedimentación es un complemento del estudio de suelo y en ningún caso lo reemplaza.

Estudio de suelo y prueba de sedimentación son pruebas diferentes.

6. Esta prueba no es suficiente para realizar la construcción de tu proyecto, ya que dependiendo de las normativas locales, será necesario presentar los resultados de un estudio de suelo.

Pues bien, ya tienes en tus manos todos los elementos para ir a tu terreno y generar tu propia prueba de sedimentación.

Te invito a conocer nuestro trabajo y los servicios que ofrecemos en Aicerg Arquitectura.

Te podremos ayudar con tu prueba de sedimentación, el diseño de tu proyecto y los permisos necesarios para la ejecución de tu obra.