#21 Cómo diseñar una instalación eléctrica biocompatible

La instalación eléctrica ha sido durante mucho tiempo, y lo sigue siendo, la gran olvidada en las edificaciones.

Podríamos decir que estos sistemas -al igual que los sistemas de saneamiento- son los gran olvidados debido a que:

  • Son sistemas que están ocultos y nunca los vemos.

  • No existe un conocimiento de su funcionamiento por parte de los usuarios y queda solo en manos de los “especialistas”.

  • No se estudia (esto está cambiando) la relación entre estos sistemas y sus impactos en la salud de las personas.

Por otro lado, la normativa sólo hace hincapié en las medidas de seguridad que se deben adoptar y en los efectos térmicos de las radiaciones, pero no se detiene en los efectos no térmicos que podría producir daños a largo plazo.

Desde la Bioconstrucción la seguridad de estas instalaciones no sólo afecta al peligro de muerte o lesión severa, sino que contempla las “interferencias” que los campos electromagnéticos pueden generar en nuestro sistema bioeléctrico.

Pongamos entonces un poco de energía (positiva) en este campo para mejorar las condiciones de vida de las personas y cuidar las salud de todas nosotras.

Ya hemos revisado en otros artículos: como las radiaciones electromagnéticas afectan nuestra salud y también cómo medir y bajar la exposición a campos electromagnéticos.

Hoy vamos a ver como una instalación eléctrica biocompatible es una acción muy concreta que podemos realizar en nuestro hogar para cuidarnos de lo expuesto que estamos a estos campos electromagnéticos.

Veremos los beneficios de diseñar una instalación eléctrica biocompatible, cómo deber ser su diseño y qué elementos componen.

Formación recomendada.

Instalación eléctrica biocompatible: diseño, ejecución y medición.

INICIO MIÉRCOLES 7 DE JULIO.

Docente: David Casas (el del video) formado en geobiología y mediciones y especialista en apantallamientos electromagnéticos. Fundador de +Habitable SCCL, una cooperativa de trabajo al servicio de la bioconstrucción.

Modalidad: 4 sesiones en directo (una por semana), acceso indefinido a los 4 videos de las sesiones, audios, presentación en pdf y material de apoyo complementario.

  • Sesión 1:Conceptos básicos de diseño y ejecución.Conceptos básicos: frecuencia, intensidad y tensión. Diseño de una instalación eléctrica doméstica biocompatible. Elementos clave de una instalación eléctrica: acometida, distribución y circuitos.

  • Sesión 2: Red de puesta a tierra. Puesta a tierra del edificio: función, requisitos, ejecución y comprobación. Red equipotencial. Desconectores de red. Consumidores finales: electrodomésticos, equipamiento y alumbrado. Normativa y etiquetado.

  • Sesión 3: Riesgos físicos, medición y remediación. Efectos biológicos y electrohipersensibilidad (EHS). Mediciones en instalaciones eléctricas convencionales en zonas de descanso. Soluciones para la reducción de campos alternos eléctricos y magnéticos: materiales e instalación.

  • Sesión 4: Casos prácticos. Veremos diversos tipos de apantallamientos y soluciones en la práctica. Iluminación artificial: criterios para la elección de lámparas. Consejos para el buen uso de electrodomésticos.

    Más información y registro

✍🏼 ¿Te gustaría patrocinar Casas Saludables y Eficientes escribiendo y mostrando tus servicios y/o productos? Toda la información aquí >

¿Qué es una instalación eléctrica biocompatible?

Una instalación eléctrica biocompatible busca reducir la exposición a los campos eléctricos o electromagnéticos además de eliminar la presencia de compuestos tóxicos que contienen las instalaciones convencionales para no alterar nuestros procesos biológicos, especialmente en el bioeléctrico.

Actualmente, y producto de la vida moderna, sufrimos una gran exposición a radiaciones electromagnéticas.

Por ejemplo, radiaciones de alta frecuencia provenientes de redes inalámbricas, como wifi o teléfonos móviles.

Pero también campos electromagnéticos de baja frecuencia cuyas fuentes se encuentran en las conducciones eléctricas de las estancias:

  • Mecanismos.

  • Electrodomésticos

  • Y la variedad de dispositivos que se alimentan de esta energía suministrada a nuestros hogares y lugares de trabajo.

Nuestro organismo produce pequeñas corrientes eléctricas en los procesos químicos o en el trasvase de información a través del sistema nervioso.

Nuestras propias corrientes eléctricas y la interacción entre las cargas electromagnéticas exteriores afectan a nuestro organismo de pudiendo generar dolores de cabeza, ansiedad, o incluso náuseas, depresiones y fatigas.

En consecuencia una instalación eléctrica biocompatible lo que busca es limitar las radiaciones de baja frecuencia para evitar posibles problemas a la salud.

Elementos de una instalación eléctrica biocompatible 

En todo proyecto de Bioconstrucción el diseño de la red eléctrica es un apartado muy importante, en cuanto es algo que afecta directamente la salud de las personas.

Como todo sistema, una instalación eléctrica biocompatible, debe ser diseñada y ejecutada junto a un experto/a en este tipo de instalaciones.

De esta forma se podrá dirigir el proceso de obra para conseguir una instalación eléctrica biocompatible adecuada al hogar.

Esto se logra siguiendo las normativas de baja tensión y teniendo en cuenta unos criterios de diseño específicos, que según el caso pueden llevar consigo la incorporación de elementos o dispositivos adicionales

Algunos de estos elementos pueden ser:

  • El correcto diseño de la instalación: Se promueve el diseño de tipo espiga y no bucle con el fin de evitar la generación de campos electromagnéticos; así como establecer una distancia mínima a los elementos de la instalación y un equilibrio entre confort (número de mecanismos) y salud.

  • El uso de cableado apantallado, de esta forma podemos derivar el campo eléctrico generado por la tensión de los cables; para ello es imprescindible contar con una toma de tierra de calidad con un mantenimiento adecuado para que no pierda eficacia.

  • La utilización de cableado y mangueras libres de PVC y de halógenos por el riesgo de generación de tóxicos en determinadas condiciones, además de la liberación al ambiente de contaminantes, entre los que destacan los disruptores endocrinos o alteradores hormonales.

  • Instalación de un desconector de red. Un desconector de red, permite eliminar campos electromagnéticos innecesarios. Se pueden instalar a nivel general o para un solo circuito, como el de una habitación por ejemplo. 

En las áreas donde más tiempo pasamos o descansamos (dormitorios, zonas de estar o lugares de trabajo) es recomendable, especialmente en dormitorios, eliminar o minimizar al máximo los campos electromagnéticos, al menos durante las horas de sueño.

Por eso hay que prestar especial atención al entorno inmediato de la cama.

No debemos olvidar que la intensidad de los campos electromagnéticos disminuye significativamente al alejarnos de la fuente: instalaciones, aparatos eléctricos conectados a la red eléctrica, transformadores, drivers, etc.

Y saber que la densidad de flujo de los campos magnéticos es proporcional a la potencia consumida, de manera que la forma más efectiva de reducir la exposición a estas radiaciones es establecer distancia y reducir el consumo.

Recomendaciones adicionales

Las áreas de de estar y sobretodo los dormitorios, son los espacios de nuestra casa que más utilizamos y sobre todo donde descansamos.

El descanso y el sueño es uno de los momentos más importantes en que el organismo se recupera y queda especialmente expuesto. Por esto,es recomendable que las zonas de descanso queden libres de campos electromagnéticos al menos durante las horas de reposo.

Conviene por lo tanto revisar especialmente las instalaciones en estas estancias e instalar desconectores de red.

También se debe tener en cuenta que el impacto de las ondas se reduce con la distancia a la fuente emisora.

Es recomendable entonces que los aparatos que produzcan ondas como los móviles o radios conectadas a redes inalámbricas estén, como mínimo, entre 1 y 3 metros alejados de nosotros.

Uso consciente de los artefactos domésticos

Un uso responsable de los aparatos domésticos y electrodomésticos también será importante para el funcionamiento de una instalación eléctrica biocompatible.

Uno de los temas importantes será comprobar que los electrodomésticos tengan cable de tierra.

Esto ayudará a que si hay sobretensiones o excesos de corriente, estas se desvíen hasta la toma de tierra de la vivienda y no generen campos eléctricos u otros problemas más graves.

Por otro lado el horario y el uso de los aparatos también contribuirán a mejorar la instalación de la vivienda.

Desenchufarlos de la alimentación de algunos aparatos puede reducir de forma importante tanto el consumo como los campos eléctricos.

En esta tarea el desconector de red será de gran ayuda para eliminar el consumo en zonas de descanso.