#34 Diseño de interiores

Procuramos no confundir nunca la forma con el fondo

Cuando decidimos construir nuestra vivienda comienza un camino que genera planteos en un espectro mucho más grande de lo que refiere a la casa en sí misma.

También comenzamos a prestar especial atención a todo lo relacionado con la arquitectura, la construcción y el diseño.

Observamos, en los espacios que habitamos, cómo funciona tal o cual resolución técnica, cuánto nos gusta cierta paleta de colores, qué combinaciones de materiales nos resultan más agradables y todo lo que se abre detrás de este universo nuevo.

Y aquí es, justamente, donde se abre un aspecto clave, que muchas veces los arquitectos no llegamos a manejar bien y a desarrollar del todo. Me refiero al diseño de interiores.

Y para hablar de ello, hoy viene como invitada la diseñadora de interiores y fotógrafa Giuliana Santoli, apasionada de la bioconstrucción, la textura de los materiales naturales y los escenarios de la vida diaria.

Para conocer más de ella y su trabajo puedes revisar su interesante proyecto Tierra Habitada y seguirlos en Instagram.

¡Os Dejo con Giuliana!


El diseño de interiores es la etapa que se materializa hacia mediados y final de la obra, una vez que la parte estructural y la «obra gruesa» está resuelta.

El diseñador/a de interiores idealmente trabaja en equipo con el arquitecto/a y la familia, para enfocarse en todo lo que tiene que ver con el bienestar en el interior de la vivienda.

¿Qué hace un diseñador de interiores?

Su tarea tiene mucho que ver con la arquitectura, y abarca también la decoración, pero va más allá de ella:

Atiende la habitabilidad del espacio: su salubridad, materiales, el clima interior en cuanto a temperatura y humedad, iluminación, funcionalidad y estética de todo su equipamiento, etc.

Tiene en cuenta los aspectos de comportamiento y psicología de quienes vayan a vivir en cada espacio.

Formación recomendada

Tendrás un panorama muy completo y actualizado acerca de los diferentes materiales, técnicas constructivas, tecnologías apropiadas y diferentes estrategias para tener un hogar saludable y energéticamente eficiente .

Las 33 ponencias han sido agrupadas en 5 temas claves:

  • Sistemas constructivos: Cúpulas de adobe, sistema de entramado ligero y fardos de paja, cimentaciones sismo resistentes de tierra ensacada, tierra vertida, uniones y encuentros en estructuras de bambú, adobe reforzado sismo resistente y Tapial.

  • Materiales y aplicaciones: Criterios para la elección de materiales saludables, uniones tradicionales según la anatomía de la madera, revoques hidráulicos para baños y zonas húmedas, corcho y fibra de madera como aislantes naturales, la cal tradicional y su uso en la actualidad, calidad del aire interior de una vivienda, materias colorantes, pinturas y estucos.

  • Eficiencia energética: Diseño bioclimático, comportamiento térmico de una cubierta vegetal, casas con invernadero adosado, piscinas ecológicas, instalación de ventanas de madera, hermeticidad en una vivienda.

  • Tecnologías: Biodigestores, Ventilación de doble flujo con recuperación de calor, Baño compostero, humedales construidos, estufas de masa térmica, sistema de captación de agua de lluvia.

  • Proyectos construidos y colaborativos: Ecoaldeas, permacultura, cohousing, vivienda social rural, escuelas sustentables en latinoamérica, una vivienda posible en la isla de Chiloé.

Accede a todo el material del congreso

✍🏼 ¿Te gustaría patrocinar Casas Saludables y Eficientes escribiendo y mostrando tus servicios y/o productos? Toda la información aquí >

El momento de diseño como etapa creativa personal y familiar

Aquí viene lo más estimulante del momento de diseñar el interior de una vivienda: Su aspecto creativo y lúdico.

La posibilidad de trabajarlo en familia y plasmarlo en equipo con un/a profesional que termine de darle forma y ajustarlo a lo que ya venimos diseñando.

Pueden animarse a hacer bocetos en grupo, armar collages o «moodboards» con piezas, materiales y colores que les inspiren, recortar y guardar imágenes, palabras, fotos y frases que sirvan como guía en todo el proceso.

Tres puntos claves del diseño de interiores a tener en cuenta

1. Forma y función.

Es importante que las formas que elegimos para los interiores sean coherentes con el diseño de la «cáscara» y viceversa, así como con las decisiones que venimos tomando a nivel funcional.

Por ejemplo, si elegimos diseñar una vivienda tipo domo donde priman las formas curvas, ese mismo criterio nos guiará a la hora de elegir las aberturas, los muebles y su distribución, para ayudar a reforzar la idea de lo orgánico.

Si las decisiones constructivas apuntan a generar un espacio con ventilación constante, la distribución en el interior también debería colaborar con ese objetivo, evitando ubicar muebles grandes o divisiones internas que obstruya la circulación de aire.

2. Materialidad.

Aunque a veces creamos que los materiales del interior sólo tienen influencia en el aspecto estético, al igual que el resto de los materiales que elegimos para la vivienda, también tienen un gran peso a nivel funcional y una gran influencia en el confort y la salubridad de nuestro hogar.

Por ejemplo, si decidimos construir una estufa rocket de alta eficiencia con materiales naturales, deberíamos considerar rodearla de un zócalo y piso de ladrillo o piedra para potenciar su inercia térmica, en lugar de utilizar cerámica o madera que no poseen esa característica.

Si desde el diseño nos rige la idea mantener una buena aislación en las aberturas, podemos colaborar con ello eligiendo un cortinado grueso y pesado en las fachadas más expuestas al frío o el viento. 

La elección de los materiales de una casa es clave y determina, en gran parte, el diseño de interiores de nuestra casa. Así también los aspectos funcionales que colaboran con el diseño de la vivienda a nivel funcional.

3. Estética.

Es un punto que a veces hacemos a un lado cuando estamos en medio de la obra, ¿Cierto?

Sin embargo la estética es uno de los pilares de cualquier acto creativo, y tiene directa influencia en la salubridad de la vivienda, ya que se relaciona con la apreciación de lo bello.

Vivir espacios donde podemos habitar la belleza nos conecta directamente con el disfrute y las emociones positivas, la confianza y el autoestima.

Se relaciona con nuestro lado más sutil, nos relaciona con el arte en nuestro cotidiano. También nos da la posibilidad de expresar el estilo de vida que buscamos tener y deseamos compartir.

Los espacios que no nos agradan o nos generan incomodidad estética nos influencian negativamente, hasta pueden hacernos sentir incapaces o afectar nuestra imagen de nosotros mismos como creadores.

Al igual que en los puntos anteriores, es fundamental que la línea estética de la cáscara tenga una relación clara con el interior, así sea de forma armoniosa o totalmente disruptiva.

Tres errores (comunes) del diseño de interiores a evitar

1. No planificar el Diseño de Interiores

Al ser la última etapa y quizás la menos «dura» o técnica, se suele dejar fuera de los planes de tiempo, dinero y energía dentro de la obra todo lo relacionado con el equipamiento y terminaciones.

Sin embargo es importante recordar que finalmente estos aspectos hacen a la calidad de la vivienda tanto como todo el proceso que lo antecede, y debemos considerarlo dentro de la planificación de la obra como cualquier otra etapa.

2. Mudarse a la casa sin terminar (ni saber cuándo la terminaremos)

Una idea que suele instalarse por no haber medido nuestro dinero, tiempo y energía para llegar a terminar y equipar la vivienda es «nos mudamos como está, y ya luego “la vamos terminando”...

Esta es una decisión que puede llevarnos a vivir en un espacio poco saludable, poco funcional o no adecuado con el estilo de vida al que apuntamos cuando comenzamos.

La falta de planificación genera un estado que puede extenderse por más tiempo del que creemos y comenzar a afectarnos, emocionalmente a nosotros y funcionalmente a nuestra vivienda.

3. Dejar a un lado la sustentabilidad

En el apuro de terminar como sea, podemos abandonar en esta última etapa todas las consideraciones de ecología, sustentabilidad y salubridad en las que invertimos en el resto de la construcción.

Esto se relaciona, nuevamente, con no considerar el interior de la vivienda en nuestra planificación, y llegar sin tiempo, dinero ni energía para terminar de concretarlo.

Algunas conclusiones sobre el diseño de interiores.

1. Lo fundamental: Considerar el diseño de interiores y equipamiento de la vivienda como parte del proceso de construcción, desde el momento del planeamiento y presupuesto inicial.

2. Tomar el diseño de interiores como oportunidad creativa para todas las personas que vayan a habitar la vivienda, y también animarnos a fabricar y generar nosotros mismos los elementos que nos van a rodear todos los días.

3. Prestar atención a los espacios que vamos visitando, para poder tomar las ideas y conceptos de aquellos que nos resultan armoniosos y agradables y plasmarlos en el diseño de nuestro hogar.

4. No dudar en consultar a un profesional especializado, como en cualquier otra etapa de la obra.

Ya lo sabes, el diseño de interiores es algo muy importante a considerar en el diseño de tu casa.

Tomando en cuenta estas recomendaciones podrás ir pensando e imaginando cómo podría ser el interior de tu nuevo hogar.