#22 Calidad del aire interior y arquitectura saludable

Algún día toda construcción será saludable...

Los espacios que habitamos y por ende la arquitectura son determinantes de la salud de las personas. Como seres vivos reguladores que somos mantenemos una interacción constante con nuestro entorno.

Los factores ambientales a los que nos exponemos, tanto naturales como artificiales, condicionan esta interacción.

Y es muy importante entender que estos factores no tienen un efecto aislado, sino que producen un efecto sinérgico que potencia los efectos nocivos que puedan causar.

En el contexto actual la sobreexposición a riesgos de origen físico, químico y biológico, son un aspecto clave en el desarrollo de diversos síntomas y enfermedades.

Es importante conocer cuales son son los factores ambientales que cuidan de la salud, el rol del diseño y la construcción en crear y rehabilitar espacios saludables y el estado actual de disciplinas como el exposoma, la biohabitabilidad y la neuroarquitectura.

  • El término exposoma se refiere a la suma total de los múltiples factores de exposición que llenan los días, meses y décadas de la vida de una persona.

    Las exposiciones a sustancias químicas, radiación, calor/frío, ruido, alimentos, estrés y otros agentes ambientales.

  • La biohabitabilidad analiza la calidad de un espacio para ser habitado. Es una ciencia que estudia la influencia del ambiente interior en la salud y en el bienestar de las personas.

  • La neuroarquitectura es una rama de la arquitectura en la que se trabaja mano a mano con científicos, para entender de forma objetiva cómo el entorno modifica nuestras emociones.

Formación recomendada.

Un seminario de registro gratuito el cual me han invitado a organizar y moderar con el motivo de la celebración de los 40 años de mi escuela de arquitectura en el desierto de Atacama, Chile.

Un evento que me hace especial ilusión en cuanto es un reencuentro con mi escuela, profesores y colegas y una oportunidad de compartir con 3 profesionales muy destacadas en sus respectivas áreas: un arquitecto, una bióloga y una especialista en calidad de aire interior

Fecha: Jueves 15 de julio. 10:00 hrs. Chile. Lugar: Online, directo vía zoom.

Registro sin costos desde aquí >

Estas son la tres charlas y ponentes con la que contará el seminario:

  • Ambiente interior y sus efectos en la salud de las personas. Elisabet Silvestre. Doctora en Biología, máster en Biología Humana, máster en Bioconstrucción y experta en Biohabitabilidad.

  • Factores físicos, químicos y biológicos que condicionan la calidad del aire interior. María Figols. Arquitecta Técnica, Máster en Bioconstrucción y especialista en mediciones de bioconstrucción.

  • Arquitectura regenerativa y sostenibilidad social, ambiental y económica. Iñaki Alonso. Arquitecto dedicado a la investigación y desarrollo de proyectos de ecología social y medioambiental aplicados a la construcción de lo común.

Registro gratuito al seminario

✍🏼 ¿Te gustaría patrocinar Casas Saludables y Eficientes escribiendo y mostrando tus servicios y/o productos? Toda la información aquí >

Calidad del aire interior como indicador de salud

De la misma forma que los factores atmosféricos condicionan el clima exterior, podemos caracterizar los que operan en el ambiente interior y estudiar sus interacciones e influencias.

No nos son desconocidos los posibles efectos negativos que los factores climáticos tienen sobre la salud de las personas.

Padecer resfriados, asma, alergias, dolores de cabeza, fatiga, etc. tiene mucho con ver con el estado atmosférico exterior.

Disfrutar de un sistema inmunitario fuerte, de un metabolismo adecuado o de una buena capacidad de concentración son, por su parte, efectos positivos que los estudios científicos han relacionado con una buena calidad del aire exterior.

La analogía entre los factores climáticos externos e interiores es válida para comprender los mecanismos que operan en el ambiente interior en el que pasamos, según la OMS, hasta el 90% de nuestro tiempo, y cómo interactúan con nuestra fisiología y condicionan nuestra salud.

Ambiente interior y salud

Como seres reguladores, nuestra respuesta biológica está ligada al medio en el que vivimos, trabajamos o descansamos.

La progresiva incorporación de materiales, sistemas constructivos e instalaciones basados en productos sintéticos y tecnologías desarrolladas al margen de su biocompatibilidad han ido configurando en las últimas décadas espacios construidos muchas veces agresivos.

Nuestro estilo de vida y nuestros hábitos personales acentúan la influencia, positiva o negativa, de los diferentes factores que configuran el ambiente interior.

Conocer cómo operan estos factores y cómo pueden valorarse cualitativa y cuantitativamente es fundamental para diseñar un espacio interior bajo criterios de la salud.

La temperatura, la humedad y la ventilación, junto con el electroclima, son los principales factores que definen la calidad ambiental de un espacio.

Temperatura

El intercambio de calor entre nuestro cuerpo y el ambiente interior está determinado por aspectos como la temperatura ambiental, la de los materiales, la humedad atmosférica, la intensidad de la ventilación o la ropa que vestimos.

Un aspecto crítico que afecta a la temperatura es la calidad de las ventanas y de su puesta en obra. La iluminación natural y las ganancias solares se ven igualmente afectadas por la configuración de las ventanas.

Humedad relativa

Este parámetro afecta directamente a la sensación térmica percibida y debería mantenerse en torno al 50%.

Nuestros hábitos y las propiedades higrotérmicas de los materiales de construcción y de equipamiento determinan el grado de humedad, responsable de algunas patologías constructivas que pueden derivar en causas de enfermedades.

Contaminación interior

Los materiales con los que construimos y equipamos nuestras viviendas pueden emitir al aire interior contaminantes que condicionan la salud de nuestros espacios interiores.

Son compuestos orgánicos volátiles y poco volátiles, disolventes, adhesivos, pesticidas, biocidas, retardantes de llama, etc., presentes en los materiales, acabados y equipamientos, así como en productos de higiene y limpieza de uso diario.

Se emiten al aire interior en función de su volatilidad y de las condiciones de temperatura y humedad de los espacios interiores.

Su naturaleza química requiere de estudio y análisis, y su efecto sinérgico puede derivar en hipersensibilidades y ser causa de enfermedades ambientales.

Ventilación

La calidad del aire interior depende directamente de la de exterior, pero puede reducirse significativamente como consecuencia de las emisiones tóxicas de productos y materiales y de los hábitos de quienes usan ese espacio.

La ventilación es imprescindible para regular no sólo la concentración en el aire de contaminantes como los COVs (compuestos orgánicos volátiles), el CO2 o el gas radón, sino también para regular la humedad y la temperatura.

Ejemplos de una arquitectura saludable

Una arquitectura que cuida la salud de las personas y el medioambiente es posible y existen muy ejemplos de ello.

El enfoque de triple balance busca una sostenibilidad ambiental, social y económica.

A nivel ambiental se trabaja con indicadores que hacen referencia al impacto sobre el calentamiento global, cuantifica las emisiones de CO2 que emite la edificación durante su ciclo de vida: fabricación de materiales, transporte, puesta en obra, mantenimiento y uso del edificio.

Socialmente se entiende que los espacios construidos son potenciales generadores de relaciones humanas y constructores de comunidades.

Esta vocación se refleja en la arquitectura mediante el diseño de elementos que facilitan la interacción, el intercambio y la comunicación.

Desde el punto de vista económico, se generar proyectos con un propósito transformador en la sociedad, produciendo bienes o servicios que ofrecen soluciones sostenibles a retos sociales y medioambientales.

En el seminario de Biohabitabilidad, conoceremos casos prácticos de proyectos regenerativos como la oficina de Triodos Bank, en Málaga, la oficina Greenpeace en España y  el proyecto de vivencia colaborativo “Co-housing Ecológico Entrepatios” en Madrid.

Estos proyectos han sido desarrollados por el estudio de arquitectura Satt, liderado por el arquitecto español Iñaki Alonso, quien será ponente del seminario “Biohabitabilidad: salud y calidad del aire interior en viviendas y lugares de trabajo”.