#36 La arcilla, la casa y la salud

La tierra se convierte en oro en manos del sabio. Rumi, poeta persa.

La arcilla es un material que ha sido usado, por mucho tiempo y en diferentes culturas, como aislante térmico, acústico, hídrico y también como revestimiento interior y exterior en las construcciones.

La arcilla está constituida por agregados de silicatos de aluminio hidratados, procedentes de la descomposición de minerales de aluminio.

Surge de la descomposición de rocas minerales, originada en un proceso natural que dura decenas de miles de años.

Físicamente se compone de partículas extremadamente pequeñas y superficie lisa. El diámetro de las partículas de la arcilla es inferior a 0,002 mm.

La arcilla tiene propiedades plásticas, lo que significa que al humedecerla puede ser modelada fácilmente y al secarse se torna firme. Cuando se somete a altas temperaturas la arcilla se convierta en un material permanentemente rígido: la cerámica.

Dependiendo del contenido mineral de la tierra, la arcilla, puede aparecer en varios colores, desde un pálido gris a un oscuro rojo anaranjado.

El ser humano descubrió las útiles propiedades de la arcilla en tiempos prehistóricos, y los recipientes más antiguos descubiertos son las vasijas elaboradas con arcilla.

También se utilizó para construir edificaciones de tapial, adobe y posteriormente ladrillo. La arcilla fue utilizada en la antigüedad también como soporte de escritura. Miles de años antes de Cristo la escritura cuneiforme fue inscrita en tablillas de arcilla.

Pero hay una característica, quizás, aún más importante de este noble material aplicado a la construcción: los impactos que tiene en la salud de quienes habitamos espacios que usan arcilla.

Hoy hablaremos de la arcilla con énfasis en sus impactos en la salud citando algunas investigaciones realizadas.

Formación recomendada.

Los revestimientos naturales son la piel de nuestra casa. Por lo tanto deben ser transpirables para que dejen pasar el vapor y la eventual humedad interna de las paredes y al mismo tiempo, impermeables y resistentes. 

> Curso de Revestimientos Naturales. Facilitadores: Escuela Taller ORÍGENES.

“La Escuela Taller de bioconstrucción ORÍGENES es un centro de formación y de acción social donde es promueve el conocimiento de las diferentes técnicas constructivas y materiales idóneos para una construcción respetuosa con su entorno y los seres vivos que se relacionan…”

  • Sesión 1: Principios y tipos de revestimientos interiores y exterioresConceptos Básicos - Tipos, material y acabados - Puesta en obra: revestimientos continuos y discontinuos - Revestimientos de cal y arcilla - Otros aglomerantes - Tipos de acabados - Tipos de enlucidos - Propiedades y características - Proceso de ejecución.

  • Sesión 2: Revestimientos de arcilla. La arcilla, el cemento natural por excelencia - Propiedades de los revestimientos de arcilla - Cómo actúa la arcilla; cohesión y retracción - Formulación de morteros de arcilla - Aplicación de revestimientos de arcilla.

  • Sesión 3: Revestimientos de calRevestimientos de cal hidratada - Revestimientos de cal apagada - Revestimientos de cal viva - Revestimientos de cal y terracota - Tratamientos cromáticos con pinturas minerales (cal y silicato) - Veladuras de agua de cal y de silicato - Temples grasos o al agua - Acabados finales de protección: al fuego, con jabón y ceras.

  • Sesión 4: Técnicas variadas. Soportes y preparaciones - Combinación de aglomerantes y proporciones de las mezclas - Estabilizadores físicos y químicos - Ejemplos prácticos.

Más información y registro

✍🏼 ¿Te gustaría patrocinar Casas Saludables y Eficientes escribiendo y mostrando tus servicios y/o productos? Toda la información aquí >

Transpirabilidad y los beneficios para la salud

Toda construcción saludable, duradera y que funcione solo pueden lograrse mediante el diseño con una comprensión completa de la transpirabilidad.

El construir de manera cada vez más eficiente y por lo consiguiente hermética (cerrado, clausurado, estanco, impenetrable, impermeable) nos presenta un desafío no menor: ¿Cómo se tratará el vapor dentro de un edificio?

Los revoques de arcilla se consideran transpirables (con excelente permeabilidad al vapor) e higroscópicos.

La arcilla puede absorber y devolver la humedad interior más rápido que cualquier otro material de construcción.

Los revoques de arcilla regulan la humedad relativa (HR) interior entre el 40% y el 70%. Al mantener la HR entre el 40% y el 70%, las investigaciones han demostrado que la probabilidad de supervivencia de las bacterias y virus infecciosos transportados por el aire es la más baja.

Mantener la humedad relativa entre el 40 y el 60% también evita que los materiales de construcción liberen toxinas, como por ejemplo el formaldehído, presente en numerosos materiales, pinturas, muebles, etc. usados en la construcción.

Usando revestimientos de arcilla, las áreas húmedas se minimizan gracias a las propiedades higroscópicas, mejorando la calidad de aire y evitando la temida humedad por condensación

Los experimentos de la Universidad de Kassel, en Alemania, demostraron que un revestimiento de 15 mm de arcilla podía absorber 5 veces la humedad comprado con un revestimiento de una placa de yeso (drywall, pladur, cartón yeso, etc)

Como se muestra en el gráfico comparativo a continuación, la capacidad de absorber la humedad varía significativamente según el contenido de arcilla.

Si hablamos de ambientes poco saludables, tenemos dos factores que generan estos ambientes:

  1. El extraordinario número de productos químicos sintéticos que se desprenden de los materiales usados en ambientes interiores.

  2. El moho que agrega al aire interior irritantes naturales como las esporas de hongos.

Una pared impermeable (que no transpira) es mucho más propensas a episodios transitorios de condensación causados ​​por cocinar y lavar, o simplemente por la respiración de una gran reunión.

Los insectos también prosperan donde hay agua líquida disponible. Los ácaros del polvo, cuyo excremento es un potente alérgeno, prosperan solo cuando hay una alta humedad relativa.

Un dormitorio con las ventanas cerradas contra el frío nocturno aumentará considerablemente la humedad relativa durante la noche, debido a la humedad del aliento y los cuerpos de las personas que duermen.

Por el contrario, una pared transpirable absorberá esta humedad y la liberará cuando se ventile la habitación durante el día, dando una humedad relativa promedio más baja.

Según una investigación realizada por Padfield (*), un revestimiento de arcilla de 20 mm regulará sustancialmente los flujos diarios de humedad relativa. El tipo de arcilla que se usa tiene un impacto en la capacidad para absorber la humedad.

Como dijimos, mediante la regulación de la humedad relativa, también se puede prevenir la aparición de moho.

El siguiente gráfico muestra la relación entre la aparición de moho y la humedad relativa.

Los factores de influencia no son solo virus, polen, ácaros, óxidos de nitrógeno, monóxido de carbono, ozono, radón, emisiones de materiales de construcción e instalaciones y campos electromagnéticos, sino también “Compuestos orgánicos volátiles microbianos” (COVM) y esporas de hongos.

Otros beneficios de los revestimientos de arcilla

En un estudio del uso de materiales de arcilla sin cocer en una casa de prueba en Escocia, el arquitecto Tom Morton, concluía que:

“En el baño, los revestimientos de arcilla tenían una gran capacidad para absorber picos de humedad del aire después de las duchas que limpió el aire sin generar condensación superficial. El efecto del extractor no tenía significación estadística…”

También se ha encontrado evidencia de cómo el uso de arcilla puede tratar los contaminantes y neutralizar los olores en las habitaciones.

Podemos decir entonces que la arcilla absorbe contaminantes y ayuda a mantener una atmósfera saludable. Y no menor es el hecho de que la arcilla es antiestática y puede proteger la radiación electromagnética.

Pruebas realizadas en la Universidad de Munich, Alemania, mostraron que la madera maciza y la arcilla tienen mejores propiedades de protección contra la radiación que, por ejemplo, el hormigón, los ladrillos, los bloques de hormigón o las paredes con vigas y placas de yeso.

A partir de estas pruebas, llegaron a la conclusión de que el rendimiento superior de los materiales naturales como la madera y la arcilla se debe a sus estructuras celulares únicas compuestas por cavidades, tubos capilares, paredes celulares, resinas encapsuladas y varios otros materiales, y que los materiales de construcción artificiales, simplemente no pueden competir con la naturaleza.

Tenemos hoy, suficiente evidencia científica y mucho conocimiento acumulado que avalan las ventajas técnicas que presentan los materila naturales como la arcilla.

Pero insisto, lo más importante son los impactos que los materiales naturales tienen en nuestro organismo y por ende en nuestra salud.

Te animo a sumarte al “Curso Revestimientos Naturales” que empezamos el próximo 10 de noviembre. Tienes toda la información aquí >

Me despido hoy con unas lindas imágenes de unos revestimientos naturales en zonas húmedas.


(*) Padfield, T. (1999) Humidity buffering of the indoor climate by absorbent walls. The Technical University of Denmark, Department of Structural Engineering and Materials. Ver aquí >