#0 El cambio parte por casa

Sé el cambio que quieres ver en este mundo...

El cambio parte por casa, es un llamado a la acción y a tomar, sin miedos, las riendas de nuestra vida. Es a la vez un llamado a cuidar el lugar físico donde vivimos y entender que es mucho más que un objeto construido.

El cambio me parece un estado constitutivo de la naturaleza y por tanto de nosotros/as mismos/as. El que las cosas, aparentemente, no cambien depende del tiempo en que se miren.

Todo se mueve, algunas cosa lo hacen en cuestión de segundos, otras en 24 horas, 365 en días, siglos o millones de años.

Respecto a la casa, podríamos decir que esta refiere al cobijo, un lugar donde nos sentimos cuidados. La placenta ha sido, posiblemente, nuestra gran casa, un lugar que posibilitó que todo sea lo que es.

Por otro lado, hay que reconocer que existe un trayecto entre el cambio y la casa (la vida misma transcurre en este camino) y que, posiblemente, constituye una de las experiencias más lindas de toda persona: me refiero al viaje.

Todo cambio nos invita a un viaje y todo viaje precisa tiempo.

El adoptar un hábito, abandonar una antigua creencia, sacarnos la máscara y despedirnos del personaje que hemos sido son ejemplos de que el cambio posee distintas dimensiones y que es siempre un proceso muy personal.

Decir que el cambio parte por casa es decir que el cambio parte por uno/a mismo/a. Que somos nosotros/as, de manera consciente, los/as llamados/as a cambiar nuestro rumbo.

Y hay que dejarse llevar por la vida, confiar en la vida, seguir el instinto y saber que el viaje está lleno de hallazgos; no se trata de salir a buscar cosas, más bien son las cosas las que nos aparecen como si se tratase de un regalo de la vida.

Y aquí el viaje, que en última instancia es un viaje interior, no es más que la vuelta a casa.

Y con respecto a las casas, como arquitecto y habitante de muchas de ellas, he reflexionado lo siguiente:

"Quizás podríamos decir que una vivienda tiene una parte espiritual y otra material. La espiritual la llamamos hogar y tiene que ver con el amor, los hijos, la muerte y los lazos emocionales que establecemos con quienes elegimos estar muy cerca. La parte material la llamamos casa y me gusta entenderla como una maquinita eficiente, como un sistema interconectado o un engranaje. Ambas dimensiones de una vivienda merecen ser cultivadas."

Cambiando la forma y el fondo

Debido a la pandemia, todos/as hemos pasado mucho tiempo en nuestros hogares, en nuestras casas, y seguro hemos experimentado muchas cosas: cosas profundas y también cuestiones muy prácticas.

Respecto al hogar (el fondo) posiblemente nos hemos cuestionado:

  • ¿Me agrada pasar mucho tiempo con mi pareja o mis hijos/as? ¿Disfruto jugar con mis hijos/as?

  • ¿Realmente me gusta el trabajo que realizo?

  • ¿Disfruto el trabajar en casa?

  • ¿Que cosas he descubierto o aprendido, de mi mismo/a, estando más tiempo en casa?

  • ¿Extraño mis reuniones sociales, amigos/as o compañeros/as de trabajo?

Seguro las preguntas son tantas como personas haya. Lo cierto que es no ha habido nadie que no se haya cuestionado algo de su vida en los último meses.

Dicho sea de paso, cuestionarnos nuestra manera de vivir, pensar y de sentir, me parece un ejercicio muy saludable.

Respecto a la casa (la forma) posiblemente nos hemos cuestionado:

  • ¿Me gusta mi casa tal cual está? ¿Qué reformas necesito o me gustaría hacer?

  • Ahora que trabajo en casa… ¿Tengo un espacio para trabajar de manera cómoda y saludable?

  • ¿No es muy grande mi casa para las necesidades que tengo?

  • ¿Es de buena calidad el aire que respiramos al interior de nuestra casa?

  • ¿Será tiempo de cambiar algunas cosas?….

Los micro-cambios o micro-reformas (como las llamo) son actividades de bajo costo, entretenidas y que puedes llevar adelante por ti mismo/a e involucrar a toda la familia y amigos/as.

Y a propósito de cambios…

Esta semana te envío este email desde otra plataforma. Estoy mudándome de plataforma ya que he encontrado en esta, varias ventajas para ti y para mi:

  • Recibirás los artículos escritos directamente en tu email, es decir que no tendrás que ir a la web para leerlos.

  • Por supuesto siempre podrás ir a la web a revisar todos los artículos que hemos y vayamos publicando.

  • Me he propuesto este año volver a ser muy activo con los artículos. Recibirás en tu cuenta de correo, cada domingo, un artículo que espero te ayude.

  • Podrás compartir, darle un corazón y comentar cada artículo de manera muy simple!

  • Y por supuesto, podrás darte de baja y no recibir más mis email cuando lo desees. Aquí abajo, en la cajita gris, donde dice: “Unsubscribe”

Esta ha sido mi reflexión para empezar este nuevo año compartiendo conocimientos, experiencias y buenos consejos para planificar, diseñar y construir Casas Saludables y Eficientes.


Gracias por leer Casas Saludables y Eficientes.

Si te ha gustado este artículo, no te olvides de marcar abajo un corazón y de compartirlo por email o redes sociales 🚀 con otras personas a las que les pueda gustar.

Un abrazo.

Igma.